En nuestro hogar buscamos encontrar un espacio donde poder vivir la vida que queremos y nos merecemos. Queremos que sea un sitio donde sobre todo nos sintamos cómodos, relajados e identificados. La decoración de nuestra casa, por lo tanto, va muy ligada al carácter de las personas que la habitan y a sus sentimientos y emociones. Por ejemplo, si nos gusta el mar podemos optar por un estilo ibicenco o si no admitimos nada que provenga de un animal queremos una decoración de estilo vegano para nuestra casa. Para las personas que buscan un lugar tranquilo, ordenado, bonito y relajante, la mejor opción son los estilos minimalistas.

Los estilos minimalistas buscan que nuestro hogar sea nuestra zona de confort y nos sintamos armonía mediante el tipo y disposición de los elementos. 

A continuación te dejamos 4 estilos decorativos minimalista de moda para que te inspiren a darle un nuevo aire a tu casa.

Estilo Nórdico


Es uno de los más populares y de los que nunca fallan. También conocido como escandinavo o hygge, este estilo se basa en el minimalismo y la luminosidad. Los países como Dinamarca, Noruega, Suecia y Finlandia tienen poca luz, por lo que este estilo se caracteriza por aprovecharla al máximo. De ahí que predomine la uniformidad del blanco y otros colores neutros en suelos, techos y paredes, que a su vez dan sensación de confort. En el sur de Europa nos viene fenomenal para ahorrar en la factura de la luz.

En el estilo nórdico la naturaleza es muy importante, de ahí que los muebles sean de madera y los complementos como cortinas y cojines, normalmente de materiales como el lino o la lana, usan estampados de flores o elementos vegetales que le den calidez al ambiente. Los muebles de tono claro y de estilo vintage, que le dan un toque rompedor y moderno.

En el estilo nórdico prima la funcionalidad y equilibrio de los elementos. Es ideal si buscas que tu vivienda sea reconfortante y elegante.

Estilo Oriental


Su objetivo es conseguir la paz y relajación del espíritu por medio de la sencillez y el orden armónico de los elementos. Es un estilo muy minimalista que proviene de diferentes estilos de China y Japón. El nivel de todos los elementos es más bajo de lo habitual.

La decoración es sostenible ya que los muebles habituales de este estilo suelen estar hechos de diferentes tipos de materiales ecológicos o reciclados que combinan una amplia gama de colores cálidos.

El equilibrio exigente y perfeccionista de este estilo proporciona un hogar con un ambiente sano y relajante. En el siguiente enlace podrás ampliar conocimientos de cómo decorar con estilo japonés.

Japandi


Un estilo muy de moda actualmente. El Japandi es una mezcla entre el estilo escandinavo/nórdico y el oriental.

Como en los estilos del norte, el minimalismo impera en la elección de los elementos y el aprovechamiento de la luz, y añade muebles y complementos naturales de los estilos de china y japón. Estos tienen la característica de ser imperfectos, como si se tratasen de objetos únicos hechos a mano en algún pueblo remoto. De este modo, el contraste entre la perfección de las líneas nórdicas y la imperfección de los elementos rústicos es muy reconfortante a la vista. 

Se suele decir que su belleza radica en su imperfección. Y así es.

Estilo Minimalista


Es la base en la que se basan los anteriores estilos. La sencillez, funcionalidad y equilibrio para dar un toque elegante y relajante.

Hay muchas maneras de decorar con estilo minimalista. Como su propio nombre indica, tiende a tener el mínimo de elementos posible, pero también el mínimo contraste entre ellos. Se usa el mismo color o muy similar para suelos, techos, paredes y muebles. Se juega con los materiales y su textura. 

Esperamos haberte inspirado. ¡Gracias por leer!