Para optimizar el espacio en casa, podemos sacarle provecho a las paredes. No solamente le darán otro aire y decorarán, sino que también ganaremos en almacenaje . Si tus paredes están vacías y crees que tienen potencial pero no sabes aprovecharlo, este artículo es para ti.

Paredes de la cocina

Una cocina pequeña, o mal distribuida con poco sitio para almacenar menaje puede ser uno de los mayores inconvenientes de una casa y puede entorpecer mucho tu día a día, ya que las cocinas son el corazón de un hogar, dónde se cuecen nuestros platos favoritos y guardamos el vino que más nos gusta. Te dejamos varias opciones para tus paredes de la cocina:

  • Añadir módulos de almacenaje, más armarios de cocina, etc.
  • Ganchos para colgar cestas con cosas que quieras tener a mano.
  • Estanterías abiertas para que, si tienes juegos de menaje bonitos, además de estar bien guardados, decoren.
  • Baldas sueltas

Paredes del salón

En el salón acabamos ocupando todos los rincones de trastos, al final es el espacio más multifuncional de la casa: juguetes, jarrones, libros, etc. Opciones que puedes tener en cuenta:

  • El estilo minimalista está muy bien, pero los muebles de televisión «de toda la vida» te dan muchas más oportunidades de almacenaje.
  • Puedes colgar zapateros estrechos que no te harán perder mucho espacio para guardar revistas, herramientas, juguetes, etc.
  • Baldas o estanterías

Despacho

Ahora con el teletrabajo pasamos mucho tiempo en el despacho por lo que hemos acumulado más cosas y papeles de los que ya teníamos. ¿Cómo las podemos organizar?

  • Llena la pared de estanterías o baldas y utiliza organizadores y archivadores.
  • También es una buena opción tener zapateros y llenarlos de documentación, libros y carpetas.
  • Tableros perforados para colgar a la vista horarios, notas importantes, fotografías que te den fuerza para seguir trabajando, etc.

Otros espacios

Si tienes hueco debajo de las escaleras, puedes instalar baldas y hacer puertas a medida o una cortina si tu budget es más ajustado y ya tendrás un armario extra en casa.

En el dormitorio o vestidor, puedes también colgar baldas o estanterías estrechas para colocar cajas bonitas con la ropa que menos uses o zapatos.

Aprovecha siempre el espacio máximo hasta el techo tanto para armarios como estanterías. Si tienes un hueco entre el mueble y el techo puedes aprovechar para meter cajas con las cosas que menos uses ya que no es tan cómodo el acceso.

Si aún así no tienes claro cómo hacerlo, puedes contar con un diseñador de interiores que te ayude a distribuir los espacios que te preocupan.