Llegamos a otoño y caen las flores del verano, los niños vuelven a la escuela y los demás a trabajar. Quedan lejanos los días de playa y ya no hay rastro de bronceado, solo el recuerdo de nuestros pies sumergidos en la arena. Llega la hora de «refugiarnos» en nuestro hogar del frío y las lluvias, taparnos con la manta en el sofá y leer un buen libro o ver una serie en nuestros ratos de ocio.

Igual que cambia nuestro vestuario podemos cambiar algunos puntos de decoración de nuestra casa para que acompañe mejor en esta sensación de hibernación en la que nos introduce el otoño. Con unos pocos detalles podemos transformar nuestra casa y hacerla más acogedora para que nos abrigue de solo mirarla.

Los siguientes tips te ayudarán a conseguir que tu hogar luzca mejor en otoño.

Cojines

Una buena y muy económica idea de darle un toque más otoñal a tu casa es cambiar la funda de los cojines por otros de colores más cálidos. Por ejemplo:

  • Ocre.
  • Marrón.
  • Crema.
  • Naranja.
  • Amarillo.

La verdad es que con este cambio verás una diferencia impactante en la decoración de tu casa.

Flores

Dan muchísima riqueza visual y paz. Hay una gran variedad de flores o frutas que puedes utilizar para decorar tu hogar. Dentro de la gran variedad de plantas de interior que podemos encontrar, podemos optar por:

  • Flores secas
  • Piñas
  • Pétalos secos
  • Frutas secas.
  • Frutos secos.
  • Hojas secas.

Actualmente este tipo de decoración está en auge y pueden salir caras, pero puedes hacer flores y frutas secas tu mismo y no te costará más que las flores que puedas encontrar en tu floristería. Son muy fáciles de hacer y el resultado es excelente.

Recipientes

Junto con las flores, los jarrones suelen dar mucha personalidad a nuestra casa. Podemos hacer que contrasten o acompañen el color de las flores. Para ello tienes un gran abanico de opciones en cuanto a los materiales que puedes usar.

Algunas ideas:

  • Botellas de vidrio recicladas,
  • Jarrones de porcelana.
  • Jarrones pintados con bicarbonato.
  • Cestas de mimbre.
  • Jarrones de vidrio o cristal con adornos de mimbre.

Textiles

No puede haber mejor manera de darle la bienvenida al otoño que con una manta agradable y suave para decorar, pero también para taparnos con ella y pasar un rato agradable y confortable.

Textiles

Los textiles son uno de los elementos más importantes decorativamente hablando de los estilos minimalistas. Se pueden colocar en el sofá, la cama o a los pies de esta. Realmente otorgan mucha personalidad y podemos optar por varias opciones:

  • Algodón
  • Lana
  • Lino
  • Cachemere
  • Poliester
  • Mohair

Es importante decantarse siempre por materiales ecológicos para reducir el impacto medioambiental.

Con los textiles nos aportarán dos cosas:

Coloridad:

Ya sea para mantener un tono estético o romper con él para darle vida, el uso del color de nuestra manta será el que marque la personalidad de la estancia que nos ocupe. Es importante elegir bien cual queremos utilizar y va más acorde con el resto de elementos.

Textura:

En los estilos decorativos minimalistas es muy importante el tejido del que están hechos los elementos textiles. No hay nada mejor que apreciar la comodidad y calidez de una manta simplemente con el sentido de la vista. Simplemente con los entrelazados o un relieve algodonado sentiremos que llevamos encima la manta. Esta sensación se plasma a nivel estético junto con el resto de elementos.

Estos tips te ayudarán a recibir el otoño con un estilo de decoración agradable y cálido, tanto a la vista como al tacto.

Esperamos haberte ayudado haberte ayudado a ello y que goces de tu nueva decoración otoñal. ¡Gracias por leer!