Hacer que tu jardín sea sostenible será una de las mejores iniciativas que podrás tener, ya sea por lógica, ética o ahorrar dinero. La sostenibilidad en el hogar es seguramente a lo que todo el mundo, de una manera u otra, en más o menor medida, debería aspirar. El planeta sufre cada día más las emisiones de CO2 y es labor de todos reducirlas.

Si estás leyendo este artículo es porque seguramente ya has decidido mejorar tu casa aspirando hacia un mundo mejor y más sostenible.

A continuación te explicamos cómo puedes tener un jardín sostenible.

Principios de sostenibilidad para tu jardín

Los principios de sostenibilidad aplicados a la jardinería son generalmente aplicar técnicas básicas, algunas de ellas más nuevas, de jardinería, agricultura y paisajismo con sentido común.

Los principios esenciales son:

  • Evitar pesticidas
  • Vegetación adaptada
  • Ahorro de agua

Pasos para mejorar la sostenibilidad de tu jardín

A continuación os damos los pasos para hacer que vuestro jardín sea más sostenible siguiendo los principios mencionados.

Conseguir que el agua no se pierda mejorando la tierra con materia orgánica.

Normalmente se pueden encontrar macetas donde la tierra deja pasar el agua y no la absorbe, por lo tanto las plantas ni se nutren ni se hidratan. Pierdes tiempo y dinero.

Pero, si contamos con una maceta lo suficientemente rica como para que actúe como una esponja, mantendremos la humedad y evitaremos el exceso de agua, por ejemplo las que puedan provocar unas lluvias.

¿Cómo lo conseguimos?

Usar compost, mucha materia orgánica y combinación de drenajes para que todo el agua del jardín que usemos en el riego sea absorbida por las plantas y no se pierda.

A su vez, toda el agua de lluvia necesaria para disminuir esos riegos debe quedarse el mayor tiempo posible en la tierra para aumentar los periodos sin riego.

Creación de sombras para mantener frescor

Si ponemos la sombrilla muy elevada podremos perder frescor. Esto se debe a que según la posición del sol la sombra cambiará más.

Sin embargo, si ponemos la sombrilla a baja altura, esta sombra cambiará poco y tendremos nuestras plantas frescas durante todo el día.

Esto es importante cuando tenemos plantas jóvenes que queremos que crezcan.

Acolchado

También conocido como Mulching, se basa en ponerle en la parte superior del tiesto materia orgánica.

Pueden ser:

  • Hojas.
  • Restos de ramas.
  • Piñas.
  • Paja mezclada con hiervas secas.

¿Cuál es su función?

Esta capa superior sirve para evitar la evaporación, la proliferación de malas hiervas y los daños a las raíces por congelación.

La reducción de evaporación del agua que ofrece el acolchado también reduce el gasto de riego.

Capta el agua de lluvia

Si algo bueno tiene la lluvia es que es gratis. Aprovecha a recoger la mayor cantidad de agua que te sea posible y almacénala para poder regar en épocas de más sequía.

Sistema de captación de agua

El agua de lluvia que caiga en la maceta será difícil de almacenar. Lo que se puede hacer es redirigirla donde nos interese. De este modo reaprovechamos el agua.

Elige plantas según el tipo de clima.

Siempre será mejor elegir plantas autóctonas por su adaptación natural al clima. Serán más resistentes a las plagas y enfermedades. También puedes decantarte por plantas no autóctonas solo cuando sus características climáticas sean semejantes.

Elige plantas útiles

Podemos darle una utilidad y una finalidad a las plantas de nuestro jardín. Por ejemplo, podemos elegir plantas medicinales, aromáticas y que den frutos u hortalizas para cocinar.

Decora por temporadas

Puedes hacer muchísimas decoraciones variantes según la mezcla de plantas. Juega con las plantas perennes y las de temporada para tener un jardín más bello.

¡Gracias por leer!