Llevar a cabo cualquier tipo de reforma siempre es una tarea complicada y estresante de principio a fin. Este es un proceso complejo, donde hay que estar pendiente de un sinfín de cosas y sin dejar atrás que a veces no se sabe ni por dónde empezar. Pero, más allá de los inconvenientes, hoy vamos a enfocarnos en las soluciones efectivas. ¿Quieres saber más?

Siempre hay que tener bien claras cuáles son las verdaderas necesidades y hacer una buena planificación de la obra para evitar la menor cantidad de molestias posible. Así que si ya tomaste la decisión de remodelar tu casa, aquí te dejamos algunos consejos para afrontarla desde el primer día.

  • La paciencia debe ser primordial

Es normal que cuando empezamos algún proyecto queremos que termine lo antes posible. La reforma de nuestra casa no es la excepción. Es importante tener en cuenta que una reforma lleva distintos procesos y tiempo. Por ello, debes ser paciente y esperar el lapso pautado con los profesionales encargados de la obra para ver todo terminado.

  • Deja todo por escrito

Dejar todo por escrito es lo mejor. Desde la fecha de inicio hasta la posible fecha de culminación, los materiales detallados, así como el presupuesto aprobado o cualquier otra cláusula referente a la obra, debe dejarse plasmada en el contrato. Como dicen, “cuentas claras, amistades largas”.

  • No pierdas de vista el avance de la obra

Consejos de otras personas para reformar

Es importante dedicarle el tiempo que sea necesario para hacer seguimiento al avance de la obra. También hay que seguir de cerca cada uno de los pasos del proceso, echar un vistazo a los remates y detalles, entre otras cosas. Por ello, debes mantener contacto fluido con el encargado de la obra.

  • Optar por cambiar de vivienda mientras reforman la actual es una excelente opción

Si tienes la oportunidad de mudarte mientras reformas tu hogar, entonces mejor que mejor. Es conveniente dejar tu casa en manos de los expertos para que el proceso de reforma sea mucho más agradable, se haga lo antes posible y definitivamente no estés ese mismo tiempo sufriendo por el proceso. En Goian somos profesionales y basta con las instrucciones y solicitudes del cliente para contar con resultados clase A.

  • Reserva algo de dinero para materiales que no estaban en los planes

Siempre es bueno guardar algo extra de dinero para cualquier eventualidad que se presente durante el proceso. Sumar algo más al presupuesto calculado del coste de la obra es necesario para cubrir lo que pueda pasar y así evitar el retardo de la culminación de la obra.

  • Es posible que surjan improvistos, así que debes lidiar con ellos

No menos importante que lo anterior, también es posible que se presenten los improvistos en cualquier reforma. Si estos llegan no significa que no se puedan solucionar, siempre hay algo que se puede hacer. Como dice el dicho “todo tiene solución”. Por ello, déjate asesorar por los expertos del gremio y conjuntamente buscar la mejor solución al problema y al final todo resulto.

¿Si tú ya pasaste por el proceso de reformar tu hogar, qué otra recomendación tienes en mente para esas personas que están por iniciar en su piso?