Con la situación actual que vive el planeta y los altos costes de electricidad en todas las ciudades, sabemos que las cosas no están como para tirar cohetes en el tema del ahorro energético. A raíz de esto, toca apretar cuerdas y hacer un pequeño esfuerzo en disminuir el consumo de electricidad con todos estos consejos que verás a continuación.

Gracias a estos tips podrás ahorrar electricidad y más euros de los que pensabas. Pon en práctica cada indicación y lo agradecerás cuando recibas el próximo recibo de luz de tu hogar.

 

Fíjate que los electrodomésticos que compras estén certificados energéticamente

Debes ojear si el producto que estás comprando cuenta con el sello de ahorro energético. Este sirve como garantía para certificar que el electrodoméstico está diseñado bajo los estándares de alta eficiencia energética. En cada región podemos encontrar diferentes sellos, pero todos tienen el mismo fin: ayudar a la madre tierra y a que gastes menos euros en electricidad.

Las ventanas también entran en juego para una casa energéticamente eficiente

El aislamiento debe ser primordial para evitar perder el calor en horas nocturnas. En este sentido, opta por aislar tu casa instalando ventanas de doble cristal o carpinterías con rotura de puente térmico. Esto debe aislar el frío y el calor. Si estás en una época como el invierno, puedes usar este tipo de material, el cual si te ayudas con unas cortinas, te ayudarán a ahorrarte hasta un 25% en la factura de calefacción. Y claro, mientras más euros haya en el bolsillo, mejor que mejor.

Utiliza la lavadora con montones de ropa, no por unas simples prendas

Imagina utilizar la lavadora 3 veces por semana por el descuido de no colocar toda la ropa sucia a lavar. En vez de esto, lo más recomendable es que te esperes al fin de semana y escojas un solo día para poner a lavar todas las prendas que lo ameritan. Si vez que es demasiada, ahí sí puedes recurrir a utilizar la lavadora 2 veces, pero mientras no sea necesario, lo mejor es acumular y después lavar todo de una vez.

Las duchas de “cantantes” que duran bastante tiempo se deben acabar

Esas duchas que duran más de 10 minutos se tienen que olvidar por completo. Eso sí, tampoco es que vas a tener un baño de gato de 2 minutos, pero lo más recomendable es un lapso entre 5 y 7 minutos. Seguro que en este tiempo te puedes enjabonar, quitar todo el jabón y salir reluciente.

Las bombillas LED también ayudan a ahorrar luz en el hogar, ¡y de qué manera!

Mientras que las bombillas comunes pueden gastar hasta 17 euros al mes en luz, con las bombillas LED se puede pagar tan solo 1,72 euros al mes en luz, lo que se traduce al más de 80% de ahorro energético. La bombilla de tipo incandescente consume hasta 130 kWh al mes, mientras que las LED nada más consumen poco más de 15 kWh mensuales, semejante cifra que debemos tener en cuenta al momento de instalar el sistema de bombillas en el hogar.

Verifica las fugas de energía con este paso

Las fugas de energía es una de esas cosas que aunque no se notan a simple vista, nos pueden quitar muchos euros innecesariamente. Por esto, es mejor que revises si en tu casa hay una fuga de esta magnitud. En este caso, lo que debes hacer es apagar y desconectar todo y revisar si el disco medidor está girando. Si es así, alerta a la oficina correspondiente, pero y si no, entonces despreocúpate por este problema.

Aprovecha la luz natural en todo su esplendor en habitaciones, salas, comedores y en todo lo demás

Sabes que estás gastando electricidad y céntimos innecesarios cuando te encuentras en un lugar con abundante luz natural y tienes las bombillas encendidas. Procura que las bombillas estén apagadas durante el día en la medida de lo posible.

A decir verdad, los resultados en el ahorro energético no se verás cada día sino cada mes, justo cuando llegue la factura de la electricidad. A partir de ese momento, seguro que implementarás todas estas medidas al pie de la letra y te volverás más estricto para ahorrar más luz en el hogar.

¿Qué otra recomendación tienes para ahorrar luz en una casa?