Cuando pensamos en reformar o generar algún cambio a nuestra sala de baño, siempre buscamos ampliar y ganar espacio, todo para mejorar la comodidad, la estética y también para lograr un ambiente más agradable. Esta estancia es muy importante en nuestro hogar porque es uno de los pocos lugares donde podemos estar en privado para liberar todo tipo de estrés, de allí que no se deba pasar por alto toda su decoración y estilo.

Cuando se trata de un baño pequeño debemos tener en cuenta no recargar el espacio sino todo lo contrario. Aquí debemos seleccionar solo lo esencial para aprovechar cada centímetro cuadrado. De esta forma, podrás encontrar los resultados que tanto deseas al decorarlo y ambientarlo a tu gusto y sin salirte de los límites. Así que si estás buscando los mejores consejos, a falta de uno, aquí tienes 5 recomendaciones para que la reforma de un baño no se vaya en el intento.

– Los colores de las paredes juegan un papel muy importante, ¡sácales el máximo provecho!: si lo que estamos buscando es un poco de amplitud te sugerimos utilizar tonos claros y relajantes, que son los encargados de aportar luminosidad y amplitud al espacio. Además, ayudan a reflejar más la luz, promueven la limpieza y generan espacios más agradables. En este caso, el blanco, un verde claro, azul medio o turquesa.

Paredes blancas en baño pequeño

– Cambia la bañera por una ducha: hoy día son más prácticas y ocupan menos espacio. Además que aportan comodidad, confort y amplitud visual al espacio, las puedes conseguir en diferentes modelos y diseños, al mismo tiempo en que son fáciles de adaptar a cualquier estilo. Las bañeras ya están quedando en segundo plano y en vez de ello hemos visto clientes que invierten en una ducha de mejor calidad y con mejor acabado a nivel de todos los demás objetos esenciales.

Los espejos tampoco deben faltar: los espejos son un complemento ideal en cualquier sala de baño. Los podemos encontrar en diferentes modelos y tamaños. Otro punto a destacar y quizás el más importante es que genera sensación de amplitud y da un toque especial a la ornamentación.

Baño pequeño con espejo

La iluminación, nada como la buena luz: una lámpara central de acuerdo al diseño puede ser suficiente, aunque con las luces LED detrás del espejo o en las esquinas tampoco queda mal y aportan luz y buen estilo, todo en un mismo material.

Luces LED en baño pequeño

Los azulejos, otra opción interesante: a la hora de reformar tus paredes y piso cuentas con una gran variedad de materiales, por lo que solo tienes que seleccionar el color que más se adapta a lo que estás buscando. En algunos casos puedes optar por baldosas de cerámica o de porcelana ya que son las más utilizadas y tienen gran resistencia al agua. También puedes usar baldosas de piedra natural para resaltar el estilo rustico y azulejos tanto para el piso como para los detalles en las paredes.

Azulejos en baños pequeños

Ahora bien, sabiendo todas estas opciones, ¿cuál es tu favorita? ¿Tienes alguna otra recomendación para reformar un baño pequeño?