Cuando disfrutamos al máximo de unas merecidas vacaciones lo que menos queremos es que se terminen. No obstante, la realidad es que tenemos que volver a casa a seguir con nuestra rutina diaria. Cuando lo hacemos, es normal querer comprar algunos objetos o cosas para llevar a casa como recuerdo de esos maravillosos momentos y lugares, pero no todos estos son recomendados.

Así que para que no llegues a tu piso con algo negativo, es mejor que tengas en cuenta este listado con 5 de las cosas que no debes guardar al regresar de las vacaciones con rumbo a tu casa.

  • Imanes

Los imanes siempre están presente en la lista de recuerdos que queremos llevar a casa. Llenar o sobrecargar las puertas de tu refrigerador con este tipo de detalles no es una buena opción decorativa, pues esto lo que hace es que tu cocina se vea un poco desorganizada, y no es lo que realmente queremos.

  • Conchas marinas

En el momento de compartir y pasar un rato en la playa puede ser muy divertido buscar conchas y caracolas, pero hasta ahí. No es recomendable llevarlas a casa y debes tener en cuenta que estarás haciendo un daño al medio ambiente, y por muy inofensivo que se vea, puede traer consecuencias al ecosistema marino.

  • Papeles

Cada vez que regresas de vacaciones, tu bolso o maleta llega repleta de mapas, postales, guías y trípticos informativos para turistas de lugares que has conocidos. Te cuesta deshacerte de ellos, porque piensas en coleccionarlos y guardarlos en una cajita de los recuerdos, pero aquí tenemos que decirte que no es una buena idea. Al final no tiene sentido guardar estos materiales ya que acumularás más espacio y papel en tu hogar.

  • Recuerdos de “estuve aquí”

A cada lugar donde viajes podrás encontrar una gran variedad de accesorios tales como llaveros, tazas, playeras y un millar de coleccionables más. Sin embargo, en un corto, medio y hasta largo plazo no te servirán de mucho para dar ese toque en la decoración del interior de tu casa.

  • Cansancio

Cuando nos vamos a disfrutar de unas dignas vacaciones, desconectarnos y descansar es la idea principal, así que debes lograr que esos días sean los más tranquilos y relajantes posibles. Te lo mereces, disfruta y recarga energía para volver con las pilas puestas. No se vale llegar más cansado de lo que saliste.

Muchas veces el mejor recuerdo que puedes preservar es la experiencia vivida y reflejada en algunas fotos o vídeos que se mantengan en memoria para el resto de tu vida. Por lo que si piensas traer contigo alguna de estas cosas, es mejor que te quedes con imágenes y clips que reflejen lo bien que la pasaste.

¿Qué otra cosa no recomiendas traer a casa luego de las vacaciones?