Hoy hablaremos de un estilo de decoración de interiores que, en esencia, se caracteriza por el equilibrio, naturalidad y sobriedad: hablamos de nada más y nada menos que la decoración oriental. Este tiene que ver mucho con el orden y la simplicidad. Por ende, si queremos dar un toque oriental a nuestro hogar, debemos deshacernos del desorden si queremos seguir la línea de ideas de dicha alternativa.

En este estilo cada elemento de la decoración tiene una utilidad bien definida. Muchas veces recargamos nuestras casas de cosas que no necesitamos. Por eso es el momento de empezar a dar un cambio de bienestar y confort y que mejor manera que con un toque oriental. Os vamos a ver algunas ideas para lograrlo.

En el dormitorio, que fluya la tranquilidad

Esta es una estancia que sin duda llama a la tranquilidad y armonía. Por ello, debe tener los elementos necesarios para la comodidad y el descanso de nuestro cuerpo. Lo ideal es que sea una habitación ordenada, clara y amplia. En cuanto al mobiliario deben estar presentes los materiales naturales como el bambú y la madera.

Un rincón para la relajación

También puedes optar por crear un espacio para tomar un té, leer, y meditar. La idea es que sea un ambiente donde puedas estar relajado y dejar atrás el estrés del día. Debe contar con una buena iluminación y algunos aromas. Y como dice el dicho, ¡la tranquilidad no tiene precio! 

Tu rincón de relajación puede ser también el jardín o terraza. En otro artículo te contamos todos los estilos para jardín incluyendo los jardines zen.estilos de jardin

En el salón

Este debe ser un espacio funcional y despejado de todo tipo de obstáculos. Los muebles suelen ser minimalistas de formas sencillas. Por ejemplo, un elemento que resulta ideal para el salón, son las mesas bajas y sobrias.

Colores claves 

Los tonos que más se usan en la decoración japonés, son los que se derivan de la naturaleza, por ejemplo, los verdes, marrones, colores neutros y grises.

Accesorios decorativos 

Los objetos o accesorios decorativos que podéis incorporar a este estilo: son por ejemplo, jarrones con diseños orientales, espejos, lámparas de papel de arroz, biombos, ramas con flores, tapices, alfombras, cojines y velas. De igual manera podéis optar por materiales como la madera, piedra natural y el bambú.

Un baño de paz y armonía

Como lo mencionamos anteriormente, el estilo japonés tiene su fuente de inspiración en la naturaleza. Por eso, la vemos presente en la decoración de cada uno de las estancias. En cuanto al baño debe ser uno de los lugares más zen, este debe ser un espacio de calma, paz y armonía. Por ello, no deben faltar las plantas, las piedras y la madera. Te recomendamos leer también nuestro artículo sobre decoración con vegetación.

Respecto a los colores en el baño, no deben estar ausentes el color blanco, el beige y los grises. Cabe señalar, que el blanco hace ver el ambiente más amplio y luminoso.

Dicho todo esto, ¿te gustaría la idea de decorar tu casa en el estilo japonés? Recuerda que en Goian, nuestro equipo de interioristas siempre está dispuesto a atenderte y ayudarte a crear estilos decorativos en tendencia.