El 2017 está dando paso a sus últimos meses, momento perfecto para realizar un cambio en el interior de nuestro hogar, pudiendo ser la cocina la opción principal para reformar uno que otro apartado. Hace unas décadas, la cocina era un sector que solamente servía como espacio para preparar las comidas y nada más, aunque en estos últimos años, dicho tema ha dado un giro de 180 grados para lograr llegar a transformarse en un sitio vital para la comunicación y contacto entre los familiares.

 

Si echamos una mirada al pasado, veremos como las cocinas mantenían un prototipo de diseño pequeño y con infinidad de colores para lado y lado, pero esto ha venido moldeándose para dar paso a nuevas tendencias clásicas, creativas, ergonómicas y muy sofisticadas. Además, sabemos que hay personas que prestan poca atención a los detalles, y es allí donde erradican las principales diferencias. Si quieres ver las últimas modas para esta parte del hogar, no te puedes perder la siguiente información.

 

Los colores generales de la cocina

Los experimentos que han terminado con diseños en negro, gris y blanco ha sido lo más sonado de los últimos meses, ya que este trío de colores contrastan con grandiosos resultados que reflejan elegancia a simple vista. Se recomienda ubicar un color con mayores proporciones y otro más para los acabados y detalles menores. Igualmente, no sería una mala idea si optas por gabinetes en negro y una pared en blanco, o con un tope en el mismo color.

 

Electrodomésticos

Antes, la nevera, o era blanca, o era blanca, pero ahora, el negro y el gris se han convertido en dos colores base que pueden integrarse en una cocina con pisos y mesas en blanco. Además de este electrodoméstico, los hornos y lavaplatos también están cambiando la forma en la que se arma una cocina, pues estos productos resaltan cuando hay fondos en blanco.

 

Las campanas, otro detalle que pasa desapercibido

Una buena campana en todo el centro de la cocina puede hacer que esta parte del hogar se vea como lo más top de la región. El metal es uno de los colores más decorativos en esta sección, ya que se trata de un elemento que hace alusión a lo más Premium de la tecnología.

 

El almacenamiento de los utensilios y materiales de cocina también entra en juego

Todos sabemos que en la cocina cada centímetro cuenta, y este espacio puede ser aumentado significativamente con los armarios de pared. Un lugar extenso y de buena presencia para guardar todos los utensilios es una idea que pocos rechazan, y todo indica que la tendencia seguirá hacia mejores ideas.

 

La buena iluminación, la cereza del pastel

Por último, pero no menos importante, la buena iluminación de la cocina ha evolucionado a buenos proyectos. En algunos casos, se observan obras de arte que proyectan una grandiosa luminosidad debajo de los stands y gavetas donde guardamos los alimentos. El 2018 se apunta para ser un año en donde se verán más estos elementos.

 

¿Qué tendencia quisieras implementar en tu cocina?