La habitación es nuestro lugar más íntimo y privado donde el confort y el buen aspecto deben estar de acuerdo a nuestros gustos. El tipo de decoración y todos los objetos que colocamos en ella debe venir acompañado del color de las paredes, así podemos encontrar un balance a la altura y sin caer en los típicos diseños o malas ideas que terminan en fracaso por ideas extravagantes de mal aspecto.

Así pues, para encontrar colores armoniosos y que aporten buenas energías a la habitación no hay que perder mucho tiempo, pues aquí tienes 5 de las mejores ideas con tonos que te gustarán para tu lugar de descanso.

 

Azul marino o claro

Habitación en azul foto de Decoutil

El que no pasa de moda y cada día sigue impresionando gracias a la creatividad de los propios diseñadores y usuarios. El paso más difícil es elegir el tipo de azul: eléctrico, grisáceo, claro, azul medio, celeste, petróleo, entre otros. Cada tono aporta más sensación de claridad y relajación, y si optas por unir varios tipos de azules para tu habitación, mejor que mejor.

En rojo ladrillo tampoco quedan mal

Pared en color rojo ladrillo

Se trata de un color vivo que aporta buenas sensaciones y no se queda en segundo plano dentro de la paleta de tonos disponibles. Para encontrar el equilibrio perfecto, puedes elegir pintar una o dos paredes de tu habitación (las otras dos se lo dejas al blanco) de forma escalonada (una en rojo, otra en blanco y así sucesivamente) y ayudarte de unos cuadros pequeños u objetos decorativos entre rojo y blanco.

Rosa claro para los gustos más exclusivos

Pared en color rosa claro

No importa si eres una joven universitaria o una oficinista con experiencia en el trabajo, pues el color rosa no solo es una grandiosa alternativa para las niñas y adolescentes. Cuando el rosa va tirando a turquesa o cuando es un rosa claro es la mejor elección que puedes hacer para no pasarte de la línea. Eso sí, la decoración debe ser minimalista y si recurres a un color secundario como el blanco tendrás resultados de película.

Un verde va de lujo

Pared en verde foto de Bricolaje facilisimo

Si no queremos el típico blanco, el verde manzana es un color frío que puede aportar las mismas sensaciones que el rosa. A día de hoy hay muchos tonos: verde manzana, verde oscuro, verde oliva claro y hasta un verde grisáceo con estilo de verde azulado. Aquí puedes jugar con las cortinas, edredón, almohadas, etcétera. El verde y el blanco son muy buenos amigos y el blanco poco o nada debe faltar en el hogar.

Mostaza o amarillo, la guinda del pastel

Pared de color mostaza

Si optas por lo llamativo y que aporte más sensación de espacio, entonces puedes decantarte por el mostaza o amarrillo de una vez. Si te pones más creativo, entonces puedes pintar la pared de la cabecera de la cama en amarillo o mostaza y dejar las otras paredes para el blanco. Además, para crear un balance de lujo, puedes utilizar puros detalles en blanco y en amarillo. Ya sea que tengas una habitación pequeña o grande, con esta combinación te sentirás súper cómodo así seas hombre o mujer.

Si ya sabes cuáles son las mejores opciones para las paredes de tu habitación y estás en busca de tips para reformar esta sección del hogar, no debes perderte todas estas recomendaciones para que tengas la mejor habitación de acuerdo a tus gustos y necesidades.