El baño es una de las zonas de nuestra casa que utilizamos con mayor frecuencia. Cuando queremos hacer una reforma integral acabamos perdidos en un laberinto de presupuestos y de ideas sin llegar a tener claro lo que queremos hacer en nuestro baño. Las reformas integrales de baños suponen un desembolso económico importante y por ello hemos de tener en cuenta las últimas tendencias.

Aquellas épocas en las cuales los baños tenían un diseño bastante simple han pasado a la historia. En las reformas integrales de baños aparecen cada vez más complementos, útiles para una mayor comodidad. Cada vez encontramos más baños con elementos con superficies de efecto madera. Le aportan una gran calidez al baño y además son impermeables, evitándonos problemas para su mantenimiento. Son más fáciles de cuidar que la propia madera y están disponibles en una gran variedad de tonos.

El plato de ducha también ha regresado a los baños actuales. Gusta porque ocupa poco espacio y como las duchas se están haciendo cada vez más amplias permiten que nos movamos con una mayor comodidad. Las duchas también se han modernizado y tienen gran éxito las de chorros, ya que son muy relajantes y nos producen una gran sensación de bienestar. Otras duchas de gran demanda son las de efecto lluvia. No debemos escatimar en gastos para nuestro baño, ya que si en un futuro queremos alquilar o vender nuestra casa un buen baño le dará un mayor valor a la vivienda.

Antes los baños estaban hechos de una gran variedad de colores pero en las reformas integrales de baños se suele perseguir una uniformidad y por eso se emplea un mismo color o colores con tonalidades parecidas. Las baldosas grandes tanto en el suelo como en la pared también ayudan a lograr esa uniformidad. Los elementos naturales también están teniendo una gran demanda, elementos como piedras o minerales, consiguiendo en nuestro cuarto de baño un efecto más zen.

Los elementos en metal están cobrando fama tanto en otras estancias de nuestro hogar como en los baños. Un espejo o grifos de metal darán un toque elegante al baño a la vez que curioso. En cuanto a los colores se va a optar por los colores fríos, que dan mayor sensación de tranquilidad. Los toalleros donde poder calentar las toallas siguen siendo imprescindibles, a todo el mundo le gusta tener una toalla bien caliente cuando sale de la ducha en invierno.