El diseño, el orden, la distribución… todo resulta fundamental a la hora de decorar cualquier estancia de la casa, pero especialmente en la cocina, donde conservar ese orden se convierte en una de las tareas más complejas, y más cuando tenemos que conformarnos con un espacio reducido.

Debemos tener en cuenta que la distribución interior no solo debe basarse en la estética sino también en la funcionalidad. A continuación os damos 5 ideas para conseguir una cocina práctica y funcional sin perder de vista la originalidad.

Colgar las ollas y las sartenes

Es una fácil solución para liberar los armarios. En lugar de almacenar las sartenes y las ollas unas dentro de las otras, colocar una sencilla barra en el techo nos permite mostrarlas a la vez que las tenemos más a mano.

Almacenar verticalmente los cubiertos

En los cajones más profundos colocar separadores verticales para los cubiertos, y aprovechar para dejar un espacio para los utensilios más grandes como las palas, cucharones… nos ayudará a optimizar mejor el espacio de los cajones.

Tener una pared organizadora

Convertir una pared en un espacio donde colgar los utensilios de uso diario es una de las opciones más acertadas. Los paneles típicos para colgar herramientas o también los de corcho nos pueden servir perfectamente, además se pueden poner y quitar los ganchos que se necesiten.

Poner colgadores en las puertas

Los interiores de las puertas son espacios que solemos dar por olvidados, pero usar colgadores o baldas nos permitirá colocar los trapos, bayetas, bolsas… con ellos dispondremos de más lugares para guardar las cosas.

Ubicar el reciclaje

Una alternativa a tener todos los cubos de reciclaje a la vista, es encontrar un lugar específico para ubicarlos en el mismo mobiliario de la cocina.  En un mueble extraíble debajo del fregadero puede que resulte el lugar idóneo.

Si quieres hacer tu reforma puedes pedir tu presupuesto sin compromiso.