¿No sabes de qué color pintar el exterior de tu hogar pero crees que ya es hora de un cambio? Entonces debes descubrir cada una de estas alternativas que figuran como lo más destacado del 2019. Aquí hay para diversos gustos e incluso tenemos combinaciones para una fachada muy chic

Así pues, en este 2019 se ha optado por mayor elegancia con colores vivos que cuentan con el blanco como tono principal. No obstante, también hay combinaciones que lo apuestan todo a la simpleza para tener más protagonismo. Este es nuestro top 5.

Gris sobre gris, atentos al ejemplo

Casa pintada en gris sobre gris

No todo el exterior del hogar debe ser pintado en el mismo gris oscuro o claro, pues con tener dos o tres tonalidades se puede elegir uno para las paredes y otro para las columnas o demás detalles en las esquinas. Si el blanco no es tu mejor amigo y el negro tampoco te ha salvado de apuros, entonces puedes subirte al coche del gris con un par de variantes.

Color arena o tonos tierra

Casa en tonos tierra

Tonos como el terracota y hasta el arena pueden ser el plan número uno si quieres que tu hogar obtenga un estilo rústico sin dejar a un lado el factor del buen diseño. Por fortuna, hay varios tonos tierra que incluso pueden ser combinados para todo el exterior: uno para las paredes, otro para el marco de las paredes y otro para los bordes de los ventanales, por ejemplo.

Blanco y mostaza, un toque moderno

Casa pintada en blanco y mostaza

En una sala de estar suele ser la combinación de lujo, pero esto no significa que deja de serlo en el exterior y fachada del hogar. Claro está que el blanco será el protagonista, pero no obtendrá los 10 puntos sin los detalles que puede brindar el color mostaza. Aunque vamos, también se puede ir un paso más allá teniendo un balance equilibrado entre ambos colores, pero para ello debe haber, por ejemplo, una pared pintada en mostaza junto a una en blanco y así sucesivamente.

Colores pasteles, pero solo algunos

fachada pintada en azul y blanco

No todos entran como buena opción, aunque sí lo hacen tonos como el verde, lila, salmón e incluso el azul, pero en su versión más suave. El rosa y el amarillo puedes dejarlos atrás como alternativa, mientras que puedes utilizar los tonos antes mencionados con el blanco. Un tono pastel en diferentes combinaciones también puede ir de maravilla sin hacer el ridículo. Ahora, si ves que le falta un empujón, puedes unirlo con el blanco y no morirás en el intento.

Todo de blanco, aún es una de las mejores tendencias

Casa en blanco

El blanco no se podía quedar sin su respectiva casilla debido a que año tras año se sigue afianzando como la mejor opción para destacar elegancia, luminosidad y aires de limpieza en el hogar. A día de hoy es la principal opción tanto en interiores como en exteriores, así que puedes recurrir a él si las opciones anteriores no te han convencido.

¿Y tú, con qué tipo de color te quedas para tu hogar? Recuerda puedes dejarnos tus comentarios en la sección respectiva.