Si quieres reformar el hogar que disfrutas cada día, debes saber que uno de los puntos más importantes es el apartado de las paredes. Cada pared puede aportar un valor súper importante a la sección del hogar. Para esto, basta con elegir el color y tipo de pintura ideal, de acuerdo a nuestros gustos y presupuesto, claro. Por esta razón, hoy te traemos los tipos de pinturas disponibles para interiores, así puedes elegir la mejor para tu vivienda.

En el mercado encontramos diversos tipos de pinturas, unas de mayor calidad y precio que otras. Como siempre lo hemos afirmado, es mejor elegir productos de calidad, aunque sean un poco más caros. Sin embargo, siempre es mejor comentar las opciones más buscadas, para que puedas elegir que se adapta a tus necesidades.

Pintura plástica

Se trata de una de las principales opciones en cientos de regiones. Este tipo de pintura lavable destaca por su resistencia al agua, su poca productividad de olores y la forma sencilla para aplicarla en la pared. Aquí tenemos 3 tipos de acabado:

  • Satinado: Duradero, acabado con brillo, fino al tacto y resiste la suciedad por bastante tiempo. Se recomienda utilizarlo en paredes lucidas.
  • Mate: Su punto fuerte está en que es una cortina para tapar los desperfectos de las paredes. En comparación con la pintura satinada, esta es lavable en menor medida. Su acabado es opaco y no refleja luz. Su uso es más recomendado en paredes con irregularidades.
  • Brillante: Lavable y resistente al agua. Su uso es más recomendado en fachadas y paredes externas. Siempre son al aceite y queda perfecta en madera y metales.

Pintura base

La pintura base es una opción bastante económica que se suele implementar como preparación para las paredes. Esta alternativa es ideal para suavizar las superficies. Al alizar la pared, puede sellar esas imperfecciones, al mismo tiempo en que se adhiere mejor a dicha superficie.

Pintura sintética

Para aplicar este tipo de pintura es imprescindible primero aplicar una base. De la misma manera que la primera opción, la pintura sintética posee 3 tipos de acabado: satinado, mate y brillante. Puedes optar por esta razón por su resistencia al paso del tiempo y la suciedad.

Pintura al temple

Lo primero que debes saber en relación a este tipo de pintura es que no se recomienda utilizarla en paredes que cuentan con humedad, pues podría formarse moho en la misma. La pintura al temple es no lavable que tampoco se recomienda utilizar en paredes que no han sido previamente tratadas. Otro punto a destacar es que también es económica y resistente, al mismo tiempo que resulta fácil de aplicar. Si tu pared es de cemento y está bien cuidada, puedes optar por elegir esta opción.

Y aquí tienes 4 de los tipos de pinturas más importantes para tu vivienda. ¿Cuál es tu preferida?