Los pasillos no solo son una zona común del hogar, pues estos también se pueden definir como un área de la casa que podemos utilizar para decorar y reubicar cualquier mueble que el espacio nos permita.

Esta sección, por más insignificante que parezca, no la podemos dejar desatendida. Solo con un poco de imaginación y pequeños consejos como los que verás a continuación podrás llegar a transformar el espacio. Presta atención a cada uno de los trucos que traemos para ti.

Alfombras, un detalle que nunca falla

Una forma de darle un cambio al pasillo y romper la sensación de tubo, es a través de una bonita alfombra de color que armonice con el estilo decorativo. Este es un elemento que puede aportar calidez y crear un toque personal, además de proteger esta zona del paso.

Utiliza texturas

La idea es utilizar en una pared sin recargar esta área con algún material que sirva como revestimiento. Por ejemplo, la piedra es un material muy bonito que con sus características particulares ayuda a darle personalidad al espacio. Sin embargo, hay que tener en cuenta las dimensiones de esta área, recordemos que algunos son espacios muy reducidos y otros cuentan con mayor área.

Juega con la iluminación

Los pasillos, por ser una zona transitada y de recorrido, también requieren una excelente iluminación. Una opción son las luces LED, dado que este tipo de iluminación hace ver muy bonitos, frescos y elegantes los espacios donde se coloquen (aquí te dejamos un artículo para que sepas dónde es mejor colocar estas luces en la casa). Además, de ser una herramienta de estilo moderno, colabora en el ahorro energético. Por ejemplo, puedes elegir este tipo de iluminación de forma lineal y continua para alumbrar el pasillo.

Por otro lado, si tienes este espacio frente a una ventana, evita colocar cortinas para aprovechar al máximo la luz natural; eso ayudara a que el pasillo se vea más amplio y luminoso

Decora con una consola

Sin duda, esta repisa ubicada al fondo del pasillo delimita visualmente el espacio, y ayuda a evitar el efecto pasillo. Por ejemplo, en un estilo rústico una consola de madera, decorada con alguna planta, lámpara, flores o algún otro objeto que haga juego con la decoración, es toda una solución para darle vida al pasillo. Además, si puedes decantarte por alguna alfombra que vaya con este estilo seria encantador.

Una buena organización también es fundamental

Otra forma sencilla y muy funcional de sacar provecho a esta zona, es apostar por una buena organización de algunos objetos o muebles, por ejemplo, espejos, mesitas, cuadros, plantas, lámparas, o cualquier otra cosa que coloquemos en él. Cabe resaltar que si este espacio, se encuentra cerca de la entrada principal de la casa, es un sitio perfecto para decorar y que luzca bonito para dar la bienvenida a todo a aquel que nos visita

Optar por estanterías tampoco queda mal

Siempre y cuando el espacio permita, utilizar estanterías como zona de almacenamiento es una excelente opción. Estas pueden lucir muy bien y contribuir con la estética de la casa. La idea es jugar con la decoración para que este espacio se vea genial.

Por otro lado, si el espacio no es muy amplio, lo mejor es dejar ese espacio libre y utilizar los muros cercanos al pasillo para decorar y resaltar con estanterías o con lo que desees.

Un mueble bajo a lo largo del pasillo

Esta una opción que no crea sensación de agobio, pues un mueble se puede utilizar como zona de almacenaje y también como repisa para colocar algunos adornos. Del mismo color de las paredes luce espectacular y el toque de elegancia está bien incluido.

¿Qué idea tienes en mente para decorar el pasillo y la entrada de tu piso? Si tienes alguna duda, esperamos tus comentarios desde la sección respectiva.