El diseño de una habitación de matrimonio debe ser un espacio creado para que ambas partes se sientan cómodas, tranquilas y en armonía. Para ello, es importante no dejar de un lado la labor de dedicar tiempo para organizar este espacio tan íntimo de la casa. ¿Te gustaría saber cómo?

Muchas veces no es tan fácil ponerse de acuerdo en qué accesorios, muebles y colores utilizar. Por esta razón, aquí te dejamos algunos trucos sencillos que puedes poner en práctica para disfrutar aún más la habitación de matrimonio.

  • Piensa en una buena distribución

Distribución de la habitación

Es importante delimitar el espacio de cada uno: escoger el lado de la cama, el lado del armario donde pueden guardar la ropa, zapatos y accesorios, etcétera. La idea es que se respeten los espacios y que cada quien se sienta cómodo y a gusto.

Como consejo principal, busca la forma de siempre mantener el orden para que la habitación se vea bien organizada y la convivencia funcione. Poner cada cosa en su lugar disminuirá las tensiones cuando llegues del trabajo u de la rutina diaria.

  • La cama debe ser el mobiliario central

Cama como elemento principal

La cama es el elemento central de la habitación. Elaborada en cualquier material y en cualquier estilo decorativo es el mobiliario visible que atrae todas las miradas. Así que, como recomendación especial, puedes colocarla en el centro de la estancia, que esté libre en ambos lados y que permita fácil movilidad.

Pero eso sí, otro aspecto fundamental de la cama es que mientras no estés en ella se encuentre totalmente ordenada, con las almohadas en su sitio y sin ropa u otras cosas sobre ella, ya que por ser el elemento principal, puede jugar a favor o en contra del orden.

  • Aprovecha todos los espacios

Aprovechando todos los espacios

Es indispensable que no se invadan los espacios, esto para que a la hora de buscar algo se encuentre con facilidad. Por eso es necesario destinar cajones que se convertirán en tu gran aliado, ya que te permiten guardar todo lo que no necesitas de inmediato. Actualmente existe una variedad de organizadores que puedes dejar a la vista y que además te sirven como elementos decorativos.

Otra opción por la que te puedes decantar es optar por una cama que cuente con gavetas en la parte inferior para guardar toallas, sabanas, objetos personales, etcétera. Cada espacio cuenta, pero recuerda que debe existir un balance entre armonía y los elementos decorativos.

  • Busca armonía con los accesorios de la decoración

Armonía en la decoración de la habitación

Cuando compras por separado complementos y accesorios, procura tener a la mano las medidas y superficie de la habitación para que al momento añadirlos vayan de maravilla con el resto de la decoración. Aquí entran, por ejemplo, cuadros, alfombras, lencería, espejos, cortinas, entre otros.

En este punto es importante destacar la buena relación y contraste con el estilo decorativo. El orden en tu habitación debe estar orientado en una buena decoración, siempre y cuando no se sobrecargue el mismo.

Y para ti, ¿qué otro consejo se debe tener en cuenta para la organización de una habitación matrimonial?