Los elementos rústicos puede estar combinado en pisos elegantes de la mejor forma y sin opacar ningún objeto decorativo con este estilo. ¿No lo crees? ¡Entonces atento a estas ideas para tu hogar!

Si estás pensando en actualizar y transformar el estilo decorativo de tu casa, aquí te dejamos 3 alternativas para que integres estos dos estilos y conseguir el equilibrio perfecto.

Combinación de materiales y texturas

Piedra rústica en casa elegante

La combinación de materiales y texturas, como la madera y la piedra, sin duda son las protagonistas para conseguir el objetivo, que es mantener los elementos naturales en conjunto con las líneas simples y la simetría. Estos materiales, combinados con la cerámica, aluminio, hormigón y hasta el metal, pueden ir de maravilla. La piedra es un material que puede cambiar la cara de cualquier estancia, esta encaja a la perfección con ambos estilos.

En una habitación moderna puedes crear un ambiente rústico incorporando elementos de madera recuperada y piedra, manteniendo todos los acabados naturales. La piedra es un material que además podrás encontrar en diferentes texturas y colores.

El metal es otro material que tiene que estar presente en los detalles, por ejemplo, lo podéis utilizar para actualizar la chimenea, en las lámparas también va de maravilla, también para dar un cambio de imagen a las escaleras. ¡No hace falta exagerar!

Opta por mobiliario y accesorios modernos

Lo ideal al elegir el mobiliario, es que este tenga texturas suaves y simples, los colores deben ser neutrales o cálidos para poder generar un equilibrio. Opta por simplificar el diseño de los muebles, estos deben ser en su mayoría de madera, con diseños actuales con líneas rectas o curvas. Nada de detalles labrados. En espacios pequeños evita las piezas barnizadas en colores oscuros, reemplaces por maderas sin tratar o pintadas en blanco.

Los accesorios decorativos y los pequeños detalles en forma de objetos y complementos, son un instrumento muy útil para adornar combinando lo moderno y lo rústico o viceversa.

Los colores y la iluminación

Gris y blanco en la sala de estar

Estos son dos elementos claves en esta combinación de estilos. En cuanto los colores, el gris y el blanco no deben faltar en una casa rústica-moderna, pues son los mejores aliados si sabemos distribuirlos. El gris aportara un toque contemporáneo y el blanco refleja la luz y la elegancia. Una forma de darle un bonito cambio de estilo a la casa, es pintar por ejemplo, de blanco el techo, las paredes y si es posible las ventanas y puertas, sin duda, aporta sensación de amplitud y luminosidad al ambiente, que combinado con algún detalle de piedra, suelo y algunos otros elementos de madera, se logra el equilibrio perfecto.

Referente a la iluminación es muy importante que haya una luz perfecta y sobre todo que esta esté bien posicionada en el lugar, aun cuando se vayan a incorporar lámparas con una luz fría o cálida.

¿Qué te atreves a combinar de estos estilos decorativos para tu casa?