Las tiras LED son un recurso de iluminación muy versátil que tenemos para decorar, iluminar, embellecer y darle un toque especial a cualquier estancia de nuestra casa. Estas son flexibles, adhesivas y tienen otra gran ventaja: el bajo consumo y ahorro de energía. Así que con todo lo que pueden aportar, ¿por qué no apostar a ellas?

Las opciones que tenemos para colocar esta alternativa de iluminación son muchas y por ello aquí dejamos algunas de ellas. Seguro que terminas por encontrando la mejor elección según tu gusto.

En la habitación, para un espacio más intimo

Con este tipo de iluminación podemos cambiar la apariencia de cualquier espacio donde se coloque. Gracias a la tecnología, las luces LED en esta estancia ofrecen una luz más difusa que la lámpara de noche y contribuye a crear un ambiente más íntimo y acogedor. Por ejemplo, se pueden colocar las tiras en el cabecero de la cama para crear un punto focal de luz.

Otra parte del dormitorio donde este tipo de luz se ve muy bonita y estupenda es en la parte inferior de la cama. Esta luz es ideal para esta estancia, si queremos relajarnos después de un día largo de trabajo. Cabe destacar que las podemos encontrar en una gran gama de colores, desde la más fría hasta la más cálida, el color blanco es una de las utilizadas.

Para iluminar la cocina

Lo más común en este tipo de espacio es colocarlas debajo de los muebles para resaltar una zona concreta de la cocina o pared; estas pueden cortarse y ajustarse a la medida del mueble. También, suelen utilizarse en la zona de la encimera, colocándolas en la parte inferior de las alacenas.
En las escaleras

Si tu casa cuenta con escaleras, es tu oportunidad de darle protagonismo a cada escalón, o darle luz desde debajo de forma que todos los escalones se vean iluminados. Asimismo, pueden colocarse en las barandillas o la pared, alumbrando unos de los peldaños.

Un toque chip en el baño

El baño no es la excepción, este también merece un toque único y personal. Este recurso lo podemos utilizar para delimitar y dar protagonismo al contorno del espejo, e incluso en la zona de bañera o ducha y en el mueble de lavado. La verdad es que este es uno de los espacios donde podemos adaptar las luces de mejor forma por su versatilidad.

En el salón o sala de estar

Este es otro espacio de nuestra casa donde las luces LED lucen genial. Es bien agradable esta iluminación para disfrutar de una buena música, una buena compañía o un momento de relax y tranquilidad. Podemos usarlas para generar puntos donde se concentre la luz. Por ejemplo, los podemos instalar en los muebles o cualquier otro elemento decorativo.

Actualmente este tipo de luces están integradas en el diseño de la mayoría de muebles modernos, se utilizan para enfatizar alguna zona del mueble. Estas también se pueden usar en las baldas de las estanterías para conseguir crear una luz de ambiente especial.

Para iluminar el pasillo

Aquí las podemos utilizar en la parte alta y baja de la pared para marcar la dirección de tu pasillo y darle el protagonismo que este espacio se merece. Además, se pueden utilizar en las paredes sin problema, aunque en la parte inferior. Este tipo de iluminación mejora la estética y crea también una clara sensación de seguridad, al mismo tiempo en que conseguimos que los pasillos dejen de ser ese paso solo y aburrido.

¿Qué lugar de tu casa te gustaría iluminar con luces LED?