Para muchas personas, decantarse por una casa antigua a la hora de adquirir viviendas es una buena oportunidad, ya que esta se podrá transformar y acondicionar totalmente al gusto.

Pero vamos, rehabilitar una casa antigua no siempre es tarea sencilla y aunque algunas veces es un reto con dificultades, también es una fuente de satisfacción para darle un merecido cambio y vida a un nuevo hogar. Por eso, aquí os dejamos algunos consejos a tener en cuenta para empezar el trabajo de la reforma.

Lo primero, tener una visión clara de qué es lo que quieres

Es muy importante, antes de empezar cualquier reforma, estar seguros del tipo de diseño que deseamos para la nueva casa. Aunque es muy cierto que debes recurrir a expertos para que te orienten y te asesoren, debes tener idea de cuál es tu proyecto, eso facilitara aún más la obra, pues ya habrán indicios de cómo será la distribución, algunos de los materiales y demás detalles.

Buscar a un profesional para que te asesore y materialice las ideas

En este tipo de obras, siempre se debe buscar personal profesional calificado para que valore la estructura del inmueble, te asesore y te ayude a elaborar una buena planificación de la obra. En Goian, además de cumplir con lo anterior, también garantizamos la calidad del trabajo y basta con preguntarnos en la sección de comentarios para responder tus inquietudes sobre el tema sin ningún compromiso.

En este punto, lo ideal es establecer el presupuesto para llevar a cabo la reforma y verificar que la parte legal esté sin problemas.

Puntos básicos

Algo básico en este tipo de reformas es verificar el estado en que se encuentran todas las instalaciones eléctricas y tuberías de agua en general, ya que con el paso del tiempo, es probable que estén en mal estado y obsoleto. Así pues, es importante adecuar a estándares de eficiencia energética el funcionamiento del sistema de tuberías de abastecimiento de agua y electricidad. Esto, además de obtener un ahorro, contribuye con el medio ambiente.

La estructura

Una de las cosas que observamos a simple vista en una casa antigua es su estructura y todo su encanto en la medida posible. Pero, aquí es importante y necesario redibir la opinión de un técnico que valore el estado de la misma. Él será el encargado de determinar si hay que cambiar o reforzar el techo y las encantadoras vigas de madera, si hay que reforzar columnas, también de valorar la necesidad de mejorar el aislamiento térmico y acústico, etcétera.

Luchar contra la humedad

Colores que predominan en casa rústica

Otro punto a considerar es la humedad, un gran enemigo de las casas deshabilitadas o que tienen muchos años de construcción. En estos casos, lo primero que se tiene que verificar es el foco de donde provienen, pues es probable que sean por el sistema de tuberías que se encuentra dañado y deteriorado, o también suelen ser por filtraciones del exterior. Cualquier sea el caso hay que tratarlas antes de continuar con la reforma.

Afrontar una reforma de este tipo no es tarea fácil, pero aquí te dejamos algunos consejos para que el proceso sea más fácil. 

¿Qué otro consejo recomendarías para reformar una casa antigua? Como ves, en este tema en particular podemos acompañarte en todos los pasos con la asesoría y el trabajo de profesionales. Si te quedó alguna duda, solo tienes que dejárnosla saber desde la sección de comentarios.