Mucho se comenta sobre si reformar el piso antes de venderlo es mejor que dejarlo en las condiciones actuales. Nosotros, como especialistas en el tema, sabemos lo importante y el plus adicional que significa hacerle algunas modificaciones a la vivienda para su venta; aquí verás los 5 trucos imprescindibles para ello.

Pero antes de ir a la información en cuestión, es conveniente que sepas que reformar tu piso para la venta se traduce instantáneamente en más valor, por lo que invertir en él se compensará con más dinero. Ahora sí, esto es lo que debes tener en cuenta a la hora de hacer reparaciones a tu casa o apartamento.

Colores neutrales y el blanco, esenciales en la reforma

Color blanco en sala de estar

El gris y el beige se complementan de maravilla, y más cuando unimos el blanco para las paredes. Se trata, sin guardarnos nada, del trío de tonos perfecto para la sala de estar, dormitorios y incluso en cocinas, en esta última, el blanco va mejor con el gris si se trata de una cocina elegante y sofisticada.

No conforme con lo anterior, el blanco aporta sensación de espacio y de limpieza, y esto, precisamente en esto debemos enfocarnos para terminar el día con una venta rápida y sin dinero perdido. Igualmente, para saber cuáles son las mejores opciones, aquí podrás ver la lista con los tonos más adecuados para pintar tu piso.

Cerrar espacios abiertos tampoco vendría mal

Los espacios aislados pueden funcionar y gustarte como ningún otro. No obstante, está demostrado que cerrar este u otro espacio para incorporarlo al piso puede aumentar el precio de la vivienda de forma total. La demolición, desescombro e instalación de cerramiento de aluminio puede pasar los 1.500 euros, pero se trata de una de las mejores inversiones que puedes hacer para vender tu piso.

Visualmente, no se compara con un jardín abierto si ubicas unos muebles, una mesa y hasta un televisor, nada más de imaginarlo seguro te enciende esa chispa por recurrir a dicha alternativa.

Hacer que tu casa sea inteligente gracias a la domótica

Si el presupuesto brinda la posibilidad, puedes instalar un sistema inteligente que ayudará, entre otras cosas, a ver quiénes están tocando la puerta, controlar la calefacción gracias a un termostato inteligente, sensores de movimiento y hasta limpiar con robots aspiradores. Aquí te dejamos una lista con todas las cosas que se pueden domotizar y puedes escribirnos al final del artículo para solicitar presupuesto de lo que desees sin compromiso.

Dependiendo de las alternativas tecnológicas que quieras instalar a la casa o apartamento que vas a vender, puedes invertir desde 1.500 hasta 4.000 euros, lo que se traducirá entre el 1.5 y 2.5% del coste promedio de las reformas integrales de un hogar.

Y es que aquí también se debe mencionar que a todos nos encanta la tecnología, y más cuando nos puede ayudar con tareas del hogar. Visiblemente es más llamativo un hogar domótico, pues denota un lugar sofisticado y muy a la moda.

Verificar, modificar y hasta reformar por completo el baño también funciona

Cuando se procede a hacer una inspección técnica del hogar, el baño puede ser una parte crucial para descartar el piso como opción de compra. O se consiguen posibles fugas, un mal aspecto y todo completamente desordenado, o se verifica con antelación y se reforma/modifica lo que esté mal. Dependiendo de la elección que tomes, las probabilidades de que vendas tu vivienda rápido (y a buen precio)  pueden multiplicarse o disminuirse.

El espejo, las ventanas, el grifo, el retrete, aspecto de las paredes y demás acabados deben cuidarse para no pasar malos ratos al momento en que lleguen los futuros compradores. Así pues, como consejo principal tenemos que pintes o retoques de blanco las paredes, pues este color ayudará a mejorar el aspecto y aportará más sensación de espacio.

Por otro lado, si tienes poco más de 1.000 euros, puedes dedicarle amor a esta sección para venderla con todas las de la ley. En este post explicamos al detalle cuánto cuesta reformar un piso y especialmente un baño medio.

Busca la forma de despersonalizar tu piso

Por último, debes saber que cada piso tiene el toque personal o familiar, pero esa cantidad de cosas pueden sumarme para ahuyentar a posibles compradores. Lo ideal sería dejar a un lado esos accesorios, cuadros y demás objetos que son íntimos para ti, tu pareja o grupo familiar.

Tener en cuenta todo lo antes mencionado multiplicará las oportunidades de hacerte con más dinero producto de la venta de tu casa o apartamento. Y no solo esto, sino que además estarás vendiendo un piso clase A en el que no tendrás dolores de cabeza producto de reclamos por fallos o problemas antiguos de parte de los nuevos compradores. Si tienes alguna duda u otra recomendación, recuerda que puedes dejarnos tus comentarios desde la sección respectiva. ¡Te esperamos!