Podemos decir que las mesas de centro son un mueble funcional que decora, aporta personalidad y estilo a la sala de estar. ¿A qué se debe esto? Pues principalmente a la gran cantidad de modelos que se pueden encontrar en la actualidad y también a que existen opciones bastante económicas para aportar un plus a dicha sección del hogar. Así que con todo lo anterior, ¿hay razón para no echarle un vistazo a las alternativas que verás a continuación?

Ya teniendo en cuenta las cualidades de las mesas de centro, aquí podrás descubrir 3 modelos para tu hogar que pintan de maravilla. Atento a cada uno de ellos.

  • De a dos o tres mesas

mesas de centro de dos o tres

Es una forma de dar un toque atractivo y diferente al salón. Si tu espacio te lo permite, lo ideal es colocar dos o tres mesitas del mismo diseño con un tamaño ligeramente diferente, en lugar de una gran mesa de centro. Sin lugar a dudas, es una opción moderna, versátil y funcional que te permite jugar con sus usos y sacar provecho para que el salón se vea más práctico.

  • Madera reciclada de palets

Mesa de centro en madera de palets

Es una opción muy creativa, sencilla y económica para hacer resaltar tu sala de estar. Esta es una elección que se ha vuelto muy popular para crear cualquier mueble debido a su multiuso en color natural o pintado, según sea tu estilo: nórdico, clásico o rústico. Esta es una forma de resaltar y brindar encanto a este espacio de manera natural.

  • En cristal, para un toque de elegancia

Mesa de centro en cristal

Para una sala moderna esta es la mejor opción. Las mesas de vidrio o de cristal reflejan elegancia y un espacio visualmente más amplio. Además, son mesas que potencian el paso de la luz natural y artificial, por lo que van muy bien en la decoración de una sala contemporánea o minimalista. Sumado a esto, si la mesa es de forma rectangular, esta opción se puede adaptar completamente a cualquier sala de estar. Ahora, para espacios un poco más pequeños lo recomendable es utilizar una mesa ovalada.

¿Y tú, con qué estilo te quedas para tu sala de estar?