El salón o sala de estar es una de las estancias más importantes de nuestra casa, donde recaen las primeras miradas de todo aquel que nos visita. Este debe ser un espacio atractivo, único y con estilo. Por ello, los revestimientos son una alternativa y recurso muy atractivo para recubrir las paredes de estos espacios, acompañar el mobiliario y los demás objetos decorativos.

Son diversas las opciones que tenemos para darle ese toque especial a las paredes del salón, pero aquí os dejamos 5 ideas que llegan como anillo al dedo para esta tarea en el hogar.

La madera y su belleza

Este es uno de los materiales más cálidos, acogedores y elegantes que podemos conseguir para revestir y decorar las paredes. Se trata de una alternativa muy versátil que permite trabajarla de diferentes maneras. En sus diferentes tonalidades es ideal para cualquier estilo decorativo.

Si deseas darle un aspecto mucho más natural y llenar de frescura este espacio, puedes optar por ejemplo, por un muro revestido en madera, diseñado para albergar objetos elegante, como el que vemos en la siguiente imagen.

Paneles en 3D, una opción moderna

Esta nueva tecnología te permite revestir las paredes en diferentes formas y texturas. Estos panales son un recurso que también aportan color, volumen y sombras, lo que te permite obtener resultados fabulosos y únicos en la decoración.

Si queremos darle protagonismo al salón y que sea la envidia de todos, un panal con textura de pequeños bloques que estén a diferentes profundidades es una excelente opción, además podemos jugar con la iluminación para acentuar los efectos que producen las sombras.

Microcemento pulido, un toque neutro

El microcemento es un material muy versátil que aporta acabados muy atractivos, al mismo tiempo en que es capaz de armonizar con diferentes elementos decorativos. El cemento combina estupendamente en los ambientes estilo industrial, rustico y contemporáneo.

Piedra, un material muy vistoso

La piedra es otro de los materiales naturales con durabilidad y aguante que tenemos para revestir las paredes del salón o cualquier otro espacio de la casa. Con sus encantos nos ofrece un mundo de posibilidades en diferentes colores, tamaños y texturas para ornamentar desde un estilo rustico, hasta un estilo moderno.

¿A quién no le gustaría tener una chimenea en casa? Pues a quienes tienen la dicha, tenemos que decirles que esa pared es perfecta para decorarla con piedra y resaltar el confort y la elegancia del material.

Por otro lado, al día de hoy también contamos con una gran cantidad de diseños de panales de imitación de piedras con aspectos tan realistas que a veces cuesta notar la diferencia.

Papel pintado en 3D, mejor de lo que parece

Esta es otra alternativa con la que podemos transformar cualquier pared. Se trata de una técnica en papel pintado que tiene algún tipo de efecto en 3D. Normalmente los podemos encontrar en 2 tipos, el que incorpora relieve sobresaliendo de la pared, es decir son papeles que contienen elementos que resaltan. Por ejemplo, los motivos geométricos, imitación de molduras, estampados clásicos en forma de volutas, etcétera.

El otro tipo de papel pintado es el que simulan con un efecto trampantojo algún material o textura. Estos elementos crean un efecto 3D sobre todo cuando te alejas, los mismos dan una sensación de volumen bastante impresionante.

¿Qué otra idea puedes aportar para revestir las paredes? Esperamos tus comentarios e inquietudes desde la sección respectiva.